domingo, 6 de diciembre de 2015

Cave Librum Editorial en esta interesante reflexión de Maximiliano Crespi para Perfil Cultura


http://www.perfil.com/cultura/Reinventar-reinventando-20151101-0050.html


01/11/2015

Reinventar reinventando

Por Maximiliano Crespi

La cuestión de las editoriales del interior es un poco capciosa porque afirma implícitamente la vieja cantinela de la “interioridad” que define su sentido y su razón de ser por referencia a un centro. En principio, diría que en 17grises preferimos no pensar en esos términos. Los directores de la editorial somos dos. Uno vive en Bahía Blanca y otro en Buenos Aires. Trabajaríamos más o menos igual si estuviéramos en Rosario y Santiago del Estero o en Mendoza y Mar del Plata. Con esa doble articulación pensamos en un mercado más bien excéntrico, con encuentros y desencuentros típicos del pequeño emprendimiento que debe sobrevivir en una economía hecha a medida de las multinacionales. Por ello, más que en la construcción de un mercado “del interior” nos pensamos junto a muchos proyectos de todo el país, trabajando en la construcción de un campo de recepción diverso al que se oficializa como mainstream.
Si ese “campo” crece es por varios factores: uno de ellos es sin duda el trabajo y la tenacidad de algunos emprendimientos que apuestan a lo nuevo, a la diferencia cualitativa (pienso en Nudista, en Letranómada, en Mil Botellas, en Momofuku, en Punto de Encuentro, en Caja Negra, en Cave Librum, en Fiordo, en Entropía, en Alción, etc.); el otro es la saturación y la chatura en que encallan los catálogos en los que la edición está reducida o supeditada a la eficacia cuantitativa. La dinámica del mercado obliga a las pequeñas editoriales a estar en movimiento. Responde del único modo que puede responder: comprando y revendiendo. No apuestan a lo nuevo: se apropian de aquello de lo nuevo que ven funcionando y rindiendo comercialmente. La escena se replica a diferentes escalas: del mismo modo que un monstruo global como Mondadori capitaliza al sumar a sus catálogos a Mauro Libertella, Hernán Vanoli, Pola Oloixarac, Iosi Havilio, Luciano Lamberti, Félix Bruzzone y Selva Almada, editoras locales que podrían apostar a lo nuevo, porque trabajan con un margen de capital importante (pienso en Interzona, en Eterna Cadencia, por ejemplo), prefieren ir por lo seguro. Frente a eso, a las pequeñas editoriales sólo nos queda reinventarnos reinventando al lector.

*Ensayista, crítico y coeditor de la editorial 17grises, de Bahía Blanca.



























No hay comentarios:

Publicar un comentario